martes, 4 de marzo de 2014

Caleta condor - Rada Ranu

Viajo para alejarme del ruido incesante de la ciudad, para ver si en estos lugares apartados puedo escuchar la voz de Dios susurrando al oido, o la voz de mi propia alma que hace tanto no escucho que se me ha olvidado como suena.

Viajo para conocerme y conocer a los que me acompañan, viajo para demostrar que en la casualidad hay propósito, destino y divinidad.

Y Tú, ¿por qué viajas?

1 comentario:

Isis! dijo...

Para abrir mi mundo con las nuevas bellezas!